Muchos boxeadores parecen estancarse después de aprender lo básico. Después de dominar aparentemente los golpes básicos, no consiguen alcanzar el siguiente nivel. Si te sigues viendo como un principiante en el gimnasio, es porque seguramente no dominas los fundamentos del nivel básico. Sólo después de dominar totalmente las técnicas básicas serás capaz de ir asimilando ténicas avanzadas con éxito.

RELAJATE
Estando relajado ahorras energía y te permite pegar más fuerte. Tus músculos deben estar relajados, permitiendo así que toda la energía fluya a través de tu cuerpo cuando lanzas el golpe. Estando tenso bloqueas el flujo de energía no permitiendo que el golpe salga con la fuerza óptima. Busca la potencia desde la relajación.

APUNTA
Concentra tu mirada en tu oponente. No mires más allá de él, o más abajo. Cuando tiras un golpe, asegúrate de que estás mirando al objetivo. Debes ser lo suficientemente hábil para mirarlo sin telegrafiar el golpe. Nunca mires al cuerpo cuando tires golpes abajo (eso telegrafiará el golpe), mantén tu mirada en la cabeza y los hombros de tu oponente. Mirar a tu oponente te proporcionará una mejor perspectiva para un buen ataque (precisión en el golpe y daño inflingido), así como para una mejor defensa (estarás mejor preparado para sus ataques).

EXPULSA AIRE CON CADA GOLPE
Expulsa siempre aire con cada golpe. Una pequeña expiración será suficiente. No expulses demasiado aire en un golpe. Cada vez que lances combinaciones, expulsarás pequeños soplos de aire en cada golpe. Cuando más corta y más explosiva sea la exhalación, mejor. Exhalaciones compactas tendrán como resultado golpes compactos. Expulsar aire de manera correcta resultará en golpes más fuertes y además ahorra energía!

IMPACTO COORDINADO
Golpea con fuerza con todo tu cuerpo a la vez. Cuando expulsas aire, tu cuerpo de mueve y golpea simultáneamente. Desde la cabeza a los pies, todo se mueve de manera coordinada. El cuerpo pivota sobre las piernas, la cadera gira, los hombros rotan, los brazos se contraen en extensión, y el puño se cierra.

MANTENTE EQUILIBRADO
Mantén siempre equilibrado tu cuerpo. No te tires hacia tus contrarios; Canaliza la fuerza desde el contacto con el suelo. No dejes que tu cabeza esté nunca más adelantada que tus rodillas. La mejor manera de desarrollar una posición equilibrada es hacer sombra, no saco.

PROTÉGETE CON LA MANO CONTRARIA A LA QUE PEGA
Cuando golpeas con una mano, protégete con la otra. La mano que no golpea está siempre defendiendo. El guante deberá protegerte la mandíbula mientras que el codo debe proteger el cuerpo.

RECOGE LAS MANOS
Recoge el brazo que golpea lo más rápido posible para cubrir la vulnerabilidad que crea el golpeo. Cuidado, tampoco demasiado deprisa, o la fuerza del golpeo disminuirá. Este error se conoce con una expresión parecida a “no clavar los golpes”. Cuando antes recojas tus golpes, menos vulnerable serás, y antes podrás golpear de nuevo!

Fuente: Expert Boxing

error: Content is protected !!