Por El Round Final

Julio César Chávez Jr. reveló que luego de perder ante Maravilla Martínez, en septiembre de 2012, entró en un estado depresivo que lo metió en el consumo de drogas y alcohol. No sólo perdió el cinturón mediano del CMB, sino también el rumbo de su vida.

“Cuando perdí ante Martínez en 2012, tuve una depresión muy fuerte, empecé a tomar mucho, a consumir drogas… fumaba marihuana, tomaba muchas pastillas, tenía problemas para dormir”, confesó en una entrevista en Telemundo.

Chávez Jr inició el proceso de recuperación durante dos meses en la clínica de Julio César Sr., su padre, en Tijuana, México. Nunca pensó que iba a estar ahí para una rehabilitación, aunque aseguró: “Al principio fue difícil, me preguntaba por qué, si yo tengo dinero, yo tengo mi casa, no estoy mal. Pero después mi di cuenta que estaba mal, por mi esposa, por mis hijas, se daban cuenta que yo tomaba, que estaba mal”.

La pelea más difícil la ganó, pero la lucha continúa día a dìa, porque sabe que “si me descuido, puedo volver a tomar”.  En las últimas semanas existió la posibilidad real que se enfrente en una revancha ante Sergio Martínez, pero la pelea se truncó porque priorizó un combate con Alfredo Ángulo, que estaba previsto para el 1 de diciembre, pero también se canceló, porque, entre otras cosas, no presentó los exámenes médicos pertinentes. Su regreso deberá esperar.

error: Content is protected !!