Adonis Creed (Michael B. Jordan) se ha convertido en campeón mundial de boxeo, goza del prestigio profesional y está a punto de ser padre. Pero un reto mayúsculo llegará a su vida para poner a prueba su legado.

En ‘Creed II’ el apellido de uno de los villanos más grandes de Rocky Balboa vuelve a saltar al ring: Drago.

Ivan Drago (Dolph Lundgren), aquel gigantesco ruso que primero mató a Apollo Creed y luego retó a Rocky en la cuarta entrega de la franquicia protagonizada por Sylvester Stallone (1985), regresa para cobrar venganza por su humillación tres décadas atrás.

Sólo que no será esa máquina de tirar golpes quien se suba al encordado, sino su hijo Viktor, interpretado por el peleador alemán Florian Munteanu.

“Ivan fue un campeón Olímpico, era un héroe en la Unión Soviética, muy famoso cuando se enfrenta a Rocky en aquellos años, pero ahora está en decadencia, vive en Ucrania, en la pobreza, pero ve a su hijo como una esperanza para recuperar la gloria”, señaló Lundgren en entrevista.

Para Jordan, mantener viva la franquicia ‘Rocky’, con una secuela de ‘Creed’, representa un triunfo y una responsabilidad.

Quería hacerlo de la mejor manera, así que se preparó seis meses en el gimnasio y entrenando box, para estar en un punto físico inmejorable.

“Tienes que entregarte en el gimnasio. Es una película de box, tienes que lucir bien. Para ésta traté de mejorar mi forma de como estaba en la primera. Me parece muy importante, porque es una saga que seguirá viva y que para los fans es trascendente, no les puedes fallar”, aseguró Jordan, también estrella de ‘Pantera Negra’.

Para encarnar a Viktor Drago, Stallone (productor y de nuevo actor secundario en esta trama) eligió a un peleador profesional de kick boxing, pero que fuera capaz de actuar también.

“Un día, de repente, me dijeron que Stallone había visto videos de mis peleas en YouTube y quería conversar conmigo vía Skype. Yo creí que era una broma. Pero no… Hablamos y me pidió volar a Estados Unidos para conocernos”, compartió Munteanu.

Además del reto que representa enfrentar al hijo del hombre que mató a su padre, Creed lidiará con las complicaciones de la paternidad, un tema siempre presente en la franquicia ‘Rocky’, que inició en 1976.

“Éste era el tiempo perfecto para que Adonis fuera papá, en su vida profesional va triunfando, pero como hombre quiere dar el siguiente paso”, contó Jordan.

“Queríamos mostrar cómo estos dos jóvenes enfrentan la paternidad en esta época. Y a mi personaje en particular, como una mujer fuerte, que tuviera peso y que a la vez respaldara totalmente a su pareja”, agregó Tessa Thompson, quien da vida a Bianca, la inspiración de Creed.

El filme, dirigido por Steven Caple Jr., costó unos 50 millones de dólares y lleva recaudados mundialmente más de 140 millones.

Fuente: Omar Cabrera / Agencia Reforma

 

error: Content is protected !!