El argentino, campeón mundial de peso superwelter por la AMB, se medirá ante el cubano Erislandy Lara el 2 de marzo den Brooklyn. Es la pelea más importante de su carrera.

Central FOX

Es el único campeón mundial con el que cuenta en la actualidad el boxeo argentino. Brian Castaño, titular superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), entrena en Norwalk, al sur de Los Angeles, mientras espera por el combate que puede marcar su consagración en el gran escenario pugilístico. Y es que el 2 de marzo, en el Barclays Center de Brooklyn, New York, enfrentará al cubano Erislandy Lara, uno de los máximos referentes de la categoría.

«El Boxi», tal el apodo del argentino, viene en subida desde que se consagró monarca el 26 de noviembre en Gonzalez Catan, Argentina, al noquearen seis asaltos al puertorriqueño Emmanuel de Jesús. A ese éxito le siguieron defensas existosas en Francia; una en Evian ante Michel Soro (1 de julio de 2017 por puntos) y otra nada menos que en París ante Cedric Vitu (10 de marzo de 2018 por nocaut en el 12do round), en la que fue sin dudas su mejor pelea mundialista.

Al culminar esa contienda parisina, y de regreso al vestuario, tanto Castaño como su asesor, Sebastián Contursi, dejaron un mensaje claro: «¡Queremos a Lara!»

Y ya tienen a Lara.

«En el papel sabemos que Lara es un boxeador astuto que puede ser difícil de atrapar, mientras que yo soy más como un demoledor que va detrás de su rival todo el tiempo», comentó el argentino.

«Lara se mueve alrededor del ring muy sabiamente y tiene un gran tiempo en el contragolpe. Sin embargo, en el ring nunca se sabe cómo puede funcionar. Probablemente no haya enfrentado a alguien como él antes, así que tengo que cortar el ring de una manera aún más inteligente «, analizó.

El peleador cubano viene de perder en una pelea muy disputada ante Jarrett Hurd, quien quizás sea hoy por hoy el mejor exponente de la categoría, además de reinar como titular de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y contar con el supercampeonato de la AMB.

En aquella ocasión el peleador caribeño cayó en una ajustadísima decisión dividida: dos tarjetas lo vieron perdedor por un punto y otra lo vio ganar por la misma diferencia.

Otra decisión cerrada en la carrera de Lara fue cuando estuvo cerca de vencer nada menos que a Saúl «Canelo» Alvarez. El combate celebrado el 12 de julio de 2014 vio vencedor al cubano gracias al fallo de dos jueces (uno le dio ventaja de seis puntos y otro de apenas dos), mientras que la restante se fue con el cubano (también margen de dos puntos) en un fallo dividido.

Por su lado, Castaño, también tuvo tiempo para referirse sobre cómo es la vida de campeón del mundo. «Aprendo cosas nuevas cada vez que peleo», sostuvo. «Cuando sos un campeón del mundo, no hay rivales fáciles. Los oponentes se vuelven más y más fuertes cada vez. He aprendido que tengo que duplicar mi esfuerzo cada vez que me meto en el ring», añadió.

«He tomado mi carrera tranquilamente hasta este punto, pero sé que debo darme a conocer con una gran actuación en esta dura pelea», adelantó. «Estoy preparado para hacer precisamente eso. Esta es la oportunidad que soñé desde que era un niño y tengo que estar listo para la ocasión», finalizó.

Fuente: Fox Sports

error: Content is protected !!