El boxeador estadounidense Cassius Marcellus Clay Jr se unió hoy hace 55 años a la fe musulmana, y se cambió el nombre. El líder del grupo Nación del Islam, Elijah Muhammad, rebautizó el 6 de marzo de 1964 el nombre del deportista a Muhammad Ali, que significaba “El amado de Dios”, porque Cassius Clay no correspondía a la magnitud del talento del joven, que le permitió ganar tres títulos mundiales de los pesos pesados,  y ser declarado Deportista del siglo por Sports Illustrate en 1999.

Nació un 17 de enero del año 1942 en Louisville, Kentucky. Su padre, Cassius Marcellus Clay, pintaba carteles y tocaba el piano, y su madre Odessa O’Grady era ama de casa; tuvo una hermana y cuatro hermanos. A pesar de que su padre era metodista, este aceptó que su mujer, Cassius y su hermano menor, Rudolph, fueran bautistas.

Inició su carrera en el boxeo gracias a un oficial de policía de Louisville. A la edad de doce años cuando un ladrón le arrebató su bicicleta, corrió a denunciar lo ocurrido al policía, Joe Martin -quien se encontraba en el Gimnasio Columbia de la ciudad de Louisville, del cual estaba a cargo-, al ver que el niño entre lágrimas amenazaba con golpear al ladrón le recomendó aprender a boxear antes de meterse en cualquier pelea. Pasado un tiempo Cassius quedó encantado con el gimnasio y, tras su primera pelea, en la que terminó bastante maltratado, empezó a entrenar con más empeño bajo la instrucción del mismo Martin.

Durante su juventud compensaba su falta de aplicación para lo académico con su dedicación al deporte. En este tiempo consiguió ganar los guantes dorados de Kentucky en 6 ocasiones lo que permitió que el director de la escuela lo mirara con respeto, a pesar de sus malas notas. Se cuenta que una vez el director dijo al resto del profesorado que Clay haría a la escuela famosa algún día.

Su inicio como profesional

En 1960, obtuvo uno de los mayores galardones a los que puede aspirar un deportista, ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma, en la categoría de pesos ligeros. Desde ese momento fue considerado un boxeador profesional y comenzó a entrenar con uno de los entrenadores de boxeo más importantes de la época: Angelo Dundee, el cual ha ayudado a que deportistas como Luis Rodríguez, Sugar Ray Leonard, George Foreman, Carmen Basilio y José Nápoles alcancen su potencial.

Muhammad Alí, la leyenda (Getty Images)

Su primera victoria en el mundo del boxeo profesional fue el 29 de octubre de 1960, en una pelea contra Tunney Hunsaker. Esta victoria sólo fue la primera de muchas, en los siguientes tres años consiguió el record 19-0, en donde 15 fueron por knockouts.

Sus peleas más memorables fueron contra Sonny Banks, Alejandro Lavorante y Archie Moore. Sin embargo, también enfrentó leyendas como: Tony Esperti, Donnie Fleeman, Alonzo Johnson, Willi Besmanoff, Jim Robinson, Duke Sabedong y Lamar Clark, entre otros.

Se convirtió a la religión del islam

Fue entonces cuando, tras vencer a Sonny Liston en 1964, Cassius Clay se convirtió a la religión del islam, donde adoptó el nombre de Muhammad Ali. “Cassius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí, no lo quería. Yo soy Muhammad Alí, un hombre libre”, explicó en esa época.

Tres años después se negó a a ser reclutado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para participar en la guerra de Vietnam, alegando ser musulmán y respetar sus creencias.

“Pregunten todo lo quieran sobre la guerra de Vietnam, siempre les tendré esta canción: ‘No tengo problemas con los Viet Cong, porque ningún Viet Cong me ha llamado un nigger’”, aseguró Muhammad Ali en esa época, ganándose la enemistad del gobierno de Estados Unidos.

La decisión de Muhammad Ali le costó ser tildado de cobarde y traidor a la patria. Incluso, la Comisión Atlética de Nueva York suspendió su licencia para boxear profesionalmente a raíz de esta polémica. Esto, sin contar los numerosos procesos legales que tuvo que enfrentar.

A mediados de la década de 1970, la relación entre Muhammad Ali y el gobierno de Estados Unidos fue mejorando de a pocos. Sin embargo, esto no impidió que el mítico boxeador continuara difundiendo su mensaje de paz, hasta ser recordado como un ícono en su país.

Su última pelea

Ali peleó por última vez el 11 de diciembre de 1981 en Nassau; perdió contra Trevor Berbick. Fue diagnosticado de Parkinson en 1984; uno de sus médicos, dijo que su carrera como boxeador pudo haberla causado debido a los golpes recibidos en la cabeza.

En los Juegos Olímpicos de Atlanta del año 1996 encendió la llama olímpica en el estadio. El 27 de julio de 2012, fue portador titular de la bandera olímpica durante las ceremonias de apertura de los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Su muerte

Muhammad Alí falleció el 4 de junio de 2016, a los 74 años de edad, en un hospital de Phoenix, Arizona, donde fue ingresado por problemas respiratorios. Las exequias se llevaron a cabo el día 10 de junio, en las que el cortejo fúnebre atravesó la ciudad de Louisville hasta culminar en el cementerio de Cave Hill donde fueron quemados sus restos. El día anterior se había celebrado una ceremonia bajo el rito islámico.

Fuente: Noticial Al Día

error: Content is protected !!