El peleador irlandés de MMA tuvo un altercado con alquien que le sacaba fotos con el teléfono móvil.

Últimamente, el ex doble campeón de UFC, Conor McGregor, se acostumbró a ser noticia por sus escándalos afuera de la jaula más que por sus actuaciones en el octágono. Y este lunes no fue la excepción. El luchador irlandés de artes marciales mixtas (MMA) fue arrestado en Miami, EE.UU., según informó la policía y reportó el diario local Miami Herald

La policía informó que el luchador de 30 años le sacó el celular y lo rompió a un fanático que intentaba sacarle una foto cuando salía del hotel Fontainebleau de Miami Beach. Fue acusado de robo a mano armada y actitud criminal.

Según el informe, McGregor le quitó de un golpe el móvil de la víctima y luego lo pisó varias veces. Finalmente, el peleador irlandés lo agarró y se lo llevó. La víctima declaró que su dispositivo estaba valorado en 1.000 dólares. El irlandés fue detenido horas después del incidente, informó el periódico de Miami.

Su abogado defensor en los Estados Unidos, Samuel Rabin, dijo que su cliente «estuvo involucrado en un pequeño altercado que involucraba un teléfono celular, que resultó en una llamada a la policía». «McGregor promete su plena cooperación», concluyó.

El ex campeón simultáneo de peso pluma y ligero de UFC estuvo en el estado de Florida de vacaciones y hasta se mostró con cocodrilos. Su última pelea en la compañía terminó en escándalo en octubre pasado tras caer frente al campeón Khabib Nurmagomedov

Tras la victoria del ruso se armó una batalla campal en el T-Mobile Arena de Las Vegas entre rincones que terminó con una suspensión a los protagonistas que aún hoy pesa sobre ellos.

McGregor fue arrestado hace casi un año en la ciudad de Nueva York por un ataque al micro del ruso durante el media day de UFC 223. Khabib y su equipo encararon a uno de los allegados de McGregor, Artem Lobov, en el hotel por unos dichos en la televisión rusa. Por lo que el irlandés y su equipo atacaron el  bus que transportaba al daguestaní y otros peleadores. En el incidente estallaron los vidrios e hirieron a otros colegas.

Por el hecho detuvieron a Notorious, quien luego fue liberado tras pagar una fianza, y en julio pasado debió declararse culpable de perturbación del orden público ante un tribunal de Brooklyn, para así evitar ir a juicio y poder volver a la jaula.

Fuente: Clarín

error: Content is protected !!