En una velada histórica para el boxeo femenino, la estadounidense venció con claridad a la kazajo-alemana Christina Hammer para quedarse con todos los títulos de su categoría.

Por Julián Haramboure de Female Boxing News para El Round Final

La norteamericana Claressa Shields (9-0) dio ayer una auténtica clase de boxeo al superar por decisión unánime a Christina Hammer (24-1) en Atlantic City. Si bien la europea comenzó con más iniciativa, la local se acomodó poco a poco en el ring. Hacia el segundo round, la dos veces campeona olímpica soltó su derecha y lastimó a Hammer.

En el asalto siguiente la pelea fue trabada y la de origen kazajo lanzó muchos golpes pero con escasa efectividad ante una expectante e inteligente Shields. Fue así que en el cuarto round, la estadounidense superó a Hammer en unos de los aspectos en que es más difícil superarla: la movilidad y el manejo de los tiempos.

Hacia la mitad del combate, la púgil que representa a Alemania sintió los meses en que estuvo sin actividad oficial de fuste y mostró falta de ritmo. Si bien Hammer regresó en febrero tras una ausencia por lesión de ocho meses, fue sólo para una pelea de rodaje que no le trajo incovenientes. Nunca en su carrera había enfrentado a alguien de la jerarquía de Shields y eso se notó en la noche del Boardwalk Hall.

En el sexto round la local mostró otra vez el poderío de su derecha y, con un astuto plan de pelea, dejó en evidencia la poca claridad de Hammer. Fue en el octavo asalto cuando Shields sacó a relucir todo su arsenal y arrinconó a su rival con una seguidilla de golpes de derecha e izquierda. Allí la europea perdió su bucal y, con él, las chances de ganar la pelea.

En los últimos cuatro minutos del encuentro, Hammer tuvo una mínima reacción pero nunca encontró una maniobra clara que lastime a Shields, quien continuó serena y trabajó con calidad. Así la pelea llegó a su fin y en el asalto final se vio que la europea no llegó al 100% a esta histórica pelea, no estuvo a la altura de la circunstancias.

Llegó el momento del fallo de los jueces, quienes con total justicia vieron ganadora a Shields y coincidieron en el marcador de 98 a 92. Es una velada consagratoria para Shields no sólo por convertirse en la campeona indiscutida del peso mediano sino por desplegar el mejor boxeo de su carrera profesional. Enfrentó a la rival más exigente de lo que va de su campaña y lo hizo con total autoridad. T-Rex sueña con ser la mejor libra por libra y es por eso que ya piensa en nuevos desafíos. ¿Será Cecilia Braekhus una de sus próximas rivales? Aún no lo sabemos. Pero sí sabemos que la pupila de John David Jackson dio una muestra de carácter que quedará en las páginas doradas de la historia del boxeo femenino.

error: Content is protected !!