Por El Round Final El mexicano Saúl Álvarez cumplió con la lógica, y venció por nocaut técnico en el tercer asalto a Rocky Fiedling, y le arrebató el título supermediano regular de la Asociación Mundial de Boxeo, en el Madison Square Garden, de Nueva York. De esa forma sumó un cinto en una tercera división, luego de campeonar en superwelter y mediano, respectivamente. Canelo dominó la pelea desde el primer momento, tomando el centro del ring, y llevando, por momentos, al británico contra las cuerdas. El gancho izquierdo del peleador azteca marcó la diferencia, logró derribar al campeón en tres oportunidades, hasta que en la cuarta el juez detuvo la pelea, porque no podía continuar. “Fue en lo que ensayamos en el gimnasio y aquí está el resultado. Vamos a disfrutar de este triunfo, y luego nos reuniremos con el equipo para ver lo que viene”, dijo el flamante campeón de las 168 libras de la AMB. Sobre la estrategia de Fielding, contó que se vio sorprendido, porque “esperaba un peleador que tomara la distancia, que quisiera boxearme”, pero “afortunadamente vino a atacar, yo hice mi trabajo, prometí nocaut y acá está”.

Canelo con el título AMB Supermediano. (Ed Mulholland)

Con esta conquista, Canelo se convirtió en tricampeón mexicano, y entró a una selecta lista que integran Abner Mares, Leo Santa Cruz, Erik Morales, Marco Antonio Barrera, Fernando Montiel y Julio César Chávez.