“Chuck” Wepner combatió contra el legendario Muhammad Alí en 1975, pero es recordado por inspirar al boxeador más importante de la historia del cine: Rocky.

Por Javier M. Occhiuzzi

El “sangrador de Bayonne” era su apodo y Charles Wepner su nombre. Como boxeador su récord es casi desconocido, pero tuvo la oportunidad de enfrentarse al más famoso campeón de boxeo de todos los tiempos: Muhammad Alí. Fue un combate en 1975 que inspiró al personaje principal de la película de 1976, Rocky. Esta es su historia.

Charles “Chuck” Wepner, boxeador norteamericano nacido el 26 de febrero de 1939 en Bayonne, Nueva Jersey, compitió en la categoría de los pesos pesados de 1964 a 1978. Su record no tenía nada de especial. A lo largo de su carrera consiguió 35 victorias (17 de ellas por K.O.), 2 empates y sufrió 14 derrotas. Llegó a ser el número 8 en el ranking mundial de los pesos pesados.

A nivel técnico no tenía nada destacable ya que su estilo era torpe, tosco y de pegada fuerte. Su apodo “The Bayonne Bleeder” (El Sangrador de Bayonne) surgió de la facilidad con la que sus cejas solían empezar a sangrar abundantemente durante los combates, lo que obligaba a los árbitros a parar la pelea aunque Wepner estuviera en condiciones de seguir. Él mismo asegura que recibió a lo largo de su carrera 338 puntos de sutura en sus cejas.

A grandes rasgos podemos decir que no era un gran boxeador, pero si un gran perdedor. Combatió y perdió con los mejores peleadores de su generación, como George Foreman (le ganó en el tercer asalto por TKO el 18 de agosto de 1969 en el Madison Square Garden), Sonny Lyston (el 29 de junio de 1970) o Joe Bugner (el 8 de septiembre de 1970).

Alí es derribado por Wepner, el pugilista que inspiró a Rocky.

Sin lugar a dudas su derrota más famosa, y en la que se demostró que tenía una mandíbula dura como piedra, fue la que sufrió a manos de Muhammad Alí el 24 de marzo de 1975 por el Campeonato Mundial de los Pesos Pesados en el Richfield Coliseum de Ohio. Wepner aguantó 15 asaltos además de tirarlo a Alí, cuando el campeón había prometido que su rival caería en el 3° round.

La pelea empezó con un Muhammad Alí dominando a su rival, mientras Wepner sólo se defendía; no obstante al noveno asalto el retador decidió atacar con todas sus fuerzas a Alí. Sangrando como siempre, Wepner resistía los ataques del campeón. Un golpe certero del retador tira a Muhammad Alí a la lona por primera vez en muchos años, lo cual sorprende al público. Muhammad Alí, el campeón, “el más grande” acaba de ser derribado por un “Don Nadie” con el estilo boxístico de un cavernícola. El réferi comienza el conteo hasta que este se levanta.

Una vez de pie, Alí siguió su ataque cada vez más potente contra Wepner, pero éste no caía, resistiendo hasta el decimoquinto asalto, el asalto final. La tenaz resistencia de Wepner sigue sorprendiendo a todos, pues no se esperaba que Muhammad Alí, campeón mundial debiera esforzarse tanto para reducir a un retador viejo y desconocido. Diecinueve segundos antes de la campana final las ráfagas de golpes del campeón hicieron doblar la rodilla a Wepner quien pierde por K.O. técnico.

Wepner representaba a los boxeadores de los clubes de barrio, con más coraje que técnica y sobre todo un corazón de luchador que estaba dispuesto a dejar todo sobre el ring. El combate que enfrentó a Wepner contra Alí inspiró a Sylvester Stallone para crear a Rocky, el boxeador más famoso de la historia del cine. El actor idolatraba a Alí pero cuando vio el coraje de Wepner, quedó impresionado. Tres semanas después de la pelea tenía escrito el guión original de la película Rocky.

Stallone anunció que el personaje de Rocky llegó a su final y tendrá su última aparición en Creed II: “Aunque me rompe el corazón, lamentablemente todas las cosas deben pasar… y terminar. Les quiero, gente amable y generosa, y lo más maravilloso de todo, es que ROCKY nunca morirá porque él vive en ustedes…”, comunicó en su cuenta de Instagram.

Fuente: La Izquierda Diario (laizquierdadiario.com)

error: Content is protected !!