Una victoria más y las puertas de elite se abrirán para el argentino Brian Castaño, quien este 2 de marzo en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, expondrá el cetro súper welter de la Asociación Mundial de Boxeo en contra del excampeón cubano Erislandy Lara, pleito al que, asegura, llegará en su mejor forma, tanto física como técnica y mental.

Conciente de las dificultades que presenta Lara en el ring, el argentino se ha preparado para este combate los últimos cuatro meses. Sabe que esta es la plataforma que quería luego de 27 meses como campeón para gritarle al mundo quién es Brian Castaño y cuál es su potencial, porque después de ganar a Lara, naturalmente espera cosas más grandes.

“Estoy contando los días y las horas para lograr el triunfo más grande de mi carrera”, dijo Castaño desde su campamento en California. “Esta pelea es muy especial para mí. Erislandy fue, es y seguirá siendo uno de los mejores Superwelters en la actualidad, y para mí es lindo medirme con boxeadores de su nivel, para demostrar que seguimos progresando. Sin duda este es el reto más grande de mi carrera, necesitamos la pelea perfecta”, añadió.

Brian ganó el título interino súper welter AMB en noviembre de 2016. Defendió con éxito en Francia ante Miguel Soro, después fue elevado a monarca regular y venció a Cedric Vitu en marzo pasado. Erislandy fue hasta marzo pasado el súper campeón de la AMB en las 154 libras luego de caer ante Jarrett Hurd en uno de los mejores combates del 2018.

“Precisamente porque sé del historial de Lara pedí la pelea, y sé que él también la buscó. Este 2 de marzo verán mi potencial, desde hace muchos años vengo trabajando para ganar una pelea de este tamaño, para que la gente sepa que Argentina tiene un campeón con talento para competir con los mejores. Ganarle a Lara me abrirá las puertas de la elite, por eso estamos laborando todos los días con mucho gusto y ansiosos de que llegue el día”, externó el púgil de 29 años y marca de 15-0 con 11 nocauts por 25-3-2 y 14 nocauts del cubano de 35 años.

Brian agradeció a su equipo por llevarle a esta pelea justo cuando mejor se siente en todos los aspectos. “Me llega esta pelea en el mejor momento de mi carrera, me siento listo y preparado para pelear con cualquiera, queremos hacer ruido y sé que no será fácil por su estilo, porque a muchos les gusta ese estilo olímpico, elusivo, pero a otros les gusta el estilo más espectacular y agresivo. Al final tengo que hacer lo necesario para ganar y eso incluye no cometer ningún error, porque en este nivel el más mínimo error se paga muy caro”, sentenció.

Castaño, quien es asesorado por Sebastián Contursi, se encuentra entrenando actualmente con su padre, Carlos Castaño, desde la esquina, el preparador físico Matías Erbín, y con el respaldo de un grupo sólido de boxeadores como sparring en el gimnasio de Manny Robles y su equipo de trabajo, con la esperanza de quedarse con el título y demostrar que es un boxeador de primera categoría.

Fuente: Salvador Rodríguez / ESPN