Por El Round Final

La esperada revancha entre el campeón de peso pesado del CMB, Deontay Wilder, y Tyson Fury no sucederá continuación, reportó el Consejo. Todo estaba encaminado para concretarse el próximo 18 de mayo, pero el reciente acuerdo de Fury con Top Rank + ESPN alteró los planes.

El combate estaba a punto de cerrarse, de hecho el CMB había desistido de ordenar una subasta entre las promociones, porque las conversaciones avanzaban correctamente para llegar a un trato. Sin embargo, Fury decidió optar por otro rival, para tener, eventualmente, el desquite en el segundo semestre.

Era previsible que Bob Arum no iba a permitir que Fury, la nueva adquisición de su compañía, fuera directo a la revancha, sin tener, por lo menos, una pelea previa en ESPN. De hecho, le envió un contrato a Wilder, que está siendo analizado, según contó Shelly Finkel, su manager.

El campeón CMB es agente libre, técnicamente podría pasar a las filas de Top Rank + ESPN, pero la oferta debería ser onerosa, porque tiene una fidelidad lógica con Showtime/PBC, que además de hacer buenos números de rating con sus peleas, tuvieron mucho que ver en el armado de su carrera.

Eddie Hearn, promotor de Anthony Joshua, aseguró en Yahoo Sports que la postergación “es decepcionante para todos” pero “posiblemente sea bueno para nosotros”, y agregó: “Si soy Deontay Wilder, me pongo en el teléfono y hago un trato con Joshua lo antes posible”.

Así las cosas, la primera opción para Wilder es cumplir la defensa obligatoria del CMB, ante Dominic Breazeale, mientras que Fury hará una primera pelea provisional, bajo el nuevo acuerdo con Top Rank, que será distribuido por ESPN.