Subestimar al rival, burlarse de él y dar una pelea o un partido por ganado antes de tiempo es un error imperdonable que muchas veces puede pasar la factura, tal como lo vivió el boxeador francés Sabri Sediri en su combate con Sam Maxwell.

Sediri tenía toda la pelea ganada y segundos antes del final del décimo round comenzó a burlarse de su rival, bailar en el round y dejar que pase el tiempo sin cubrirse el rostro, error que más tarde le costó muy caro.

Cuando faltaban solo 14 segundos para el final de la pelea, San Maxwell encajó un puñetazo directo al rostro, el cual dejó noqueado a su rival y generando los aplausos del público presente.

El boxeador francés reaccionó a la cuenta del árbitro pero no pudo recuperarse del todo y perdió el combate por confiarse demasiado.

De esta forma, el británico Sam Maxwell se convirtió en el nuevo campeón de peso súper ligero de Europa.

Fuente: Libero Pe

error: Content is protected !!