Tuvo como mánager a Luis Alberto Paz, padre del “Fantasma”, asesinado por “Los Monos”.

Hace algo más diez años, Sebastián Andrés Luján supo tener dos chances para convertirse en campeón mundial de boxeo. El tren pasó en aquella oportunidad y hace cinco años reapareció como protagonista de una crónica policial sobre el robo a una finca rural. Esta semana, el deportista fue detenido una vez más por otro caso similar a 70 kilómetros de Rosario.

El operativo se llevó a cabo en el barrio abierto Campiñas de Piñero. Allí la Policía de Investigaciones (PDI) encontró a “Iron” y lo trasladó a la Alcaidía de la Unidad Regional X en Cañada de Gómez, donde se tramita la causa por la entradera registrada el 10 de marzo en una vivienda de Totoras. Según la denuncia, el pugilista y sus cómplices se hicieron pasar por agentes de la ex Drogas Peligrosas para ingresar al lugar y luego reducir a las tres personas que estaban allí.

Luján peleó por última vez a principios de 2016, aunque su mejor momento ya había quedado atrás. En 2005 se enfrentó al campeón wélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Antonio Margarito. Al año siguiente fue por la revancha y disputó el título superwélter de la misma entidad, pero cayó en Alemania ante el ucraniano Serhiy Dzyndzyruk.

El rosarino que por entonces tenía 27 años tuvo como mánager en aquella época a Luis Alberto Paz, quien actualmente también se encuentra detenido debido a una investigación sobre tráfico de drogas y cobró relevancia pública a partir de su enemistad con Los Monos.

El empresario fue suegro de Claudio Ariel Cantero, cuyo asesinato en Villa Gobernador Gálvez en 2013 dio paso a una saga de venganzas por parte de la banda narcocriminal. La ex esposa del “Pájaro”, Lorena Verdún, llegó a tildarlo de “asesino” en el juicio a miembros de su familia, quienes lo señalaban el hombre detrás del crimen.

Al margen de aquella disputa, Luján saltó de las páginas deportivas a las policiales a fines de 2014. La Justicia santafesina ordenó su arresto junto a otros tres rosarinos por el robo a una casa de campo de Gato Colorado, un pueblo del extremo noroeste de la provincia.

Por entonces el boxeador se encontraba activo, por lo que en diciembre pudo acceder a un régimen de prisión domiciliaria. En esta oportunidad, la Fiscalía busca probar el robo que incluyó la huida a bordo de un Volkswagen incendiado más tarde en la vecina localidad de Oliveros.

La carrera de Luján comenzó el 12 de octubre de 2001, con triunfo por nocaut ante Luis Antonio Ojeda en el Club Sportivo Municipal, de Villa Gobernador Galvez. Y tuvo cómo último capítulo una derrota en el Club Atlético Argentino, de Firmat, frente a Marcelo Esteban Cóceres.La ficha técnica de “Iron” indica 43 triunfos (26 KO), 12 derrotas (3 KO) y 2 empates.

Fuente: Clarín