Por El Round Final

La pelea duró menos de 140 segundos, Deontay Wilder no tuvo piedad, y le metió un foribundo nocaut en el primer asalto a Dominic Breazeale, en el Barclays Center, Brooklyn, Nueva York.

De esta forma, Wilder retiene su título pesado del Consejo Mundial de Boxeo. Fue la tercera defensa exitosa, antes lo hizo ante Luis Ortiz y Tyson Fury, respectivamente.

“Todo acaba de salir de mí esta noche. Sé que ha sido una gran preparación para esta pelea. Hubo mucho odio entre nosotros y hubo muchas palabras que se dijeron. Acaba de salir esta noche, y esto es lo que hace que el boxeo sea tan bueno”, aseguró.

“Hay que tener paciencia para organizar esos grandes combates. Quiero hacer lo que quieran ver los fans. Buenas cosas llegan al que bien espera”, dijo el campeón, sobre las grandes peleas del peso.

En la semana tuvo declaraciones polémicas, donde aseguró que el boxeo es el único deporte en el cual puedes matar a alguien y te remuneran. Aunque hoy aclaró: “Una cosa es decir algo, y otra cosa es hacerlo realmente. Esta noche eso no sucedió y me alegro de que no pasara. Él (Breazeale) vuelve a casa con su familia”.