Por El Round Final

El campeón de ocho divisiones, el astro filipino Manny Pacquiao, siempre fue detrás de los desafíos, aún así aquellos que resultaban adversos. El próximo 20 de julio, en el MGM Grand, Las Vegas, no será el favorito cuando se enfrente a Keith Thurman, por el título welter de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Para esta pelea trabajaré duro. No me he sentido tan motivado y emocionado desde la pelea de Oscar De La Hoya. Siento que estoy de vuelta contra los mejores luchadores del mundo “, dijo a The Manila Times.

Pacquiao tendrá su segunda pelea en el año, luego de un amplio triunfo pro decisión unánime ante Adrien Broner, a principios de año.

“Soy el tipo de luchador que no hablo demasiado. Yo hablo en el ring. Puedo hacer muchas cosas en ese anillo. Como he estado diciendo, siento que tengo 29 años como cuando luché contra Oscar (De La Hoya)”, advirtió.

Thurman dijo que “sé que le encanta citar la Biblia y será crucificado (por mí)”. Pacquiao quiere que demuestre sus palabras arriba del ring. “Puede probar sus palabras en el ring. Voy a ser un guerrero el 20 de julio y le mostraré a Keith Thurman cómo es estar en el ring conmigo”, amenazó.

Sobre la estrategia que llevará a cabo, contó: “Vamos a trabajar en esas cosas, a usar contra lo que espero que sea una ofensiva agresiva de Thurman”.

“Me gusta ser el no favorito de esta pelea porque eso me da más concentración en el entrenamiento. He sido descuidado y demasiado confiado en algunas peleas, pero esta vez es diferente”, cerró Manny.