En un combate candidato al mejor del año entre las damas, la irlandesa superó en fallo mayoritario a la belga Delfine Persoon. La pelea fue muy cerrada y el empate hubiera sido lo más justo.

Por Julián Haramboure de Female Boxing News para el Round Final

Katie Taylor (14-0) se convirtió este sábado en la campeona indiscutida del peso ligero tras vencer en decisión mayoritaria a Delfine Persoon (43-2) en el mítico Madison Square Garden. Como era de esperarse, la acción comenzó con actitud ofensiva de ambas. Dentro de la intensidad y paridad, la belga manejó mejor el jab para sacar mínimas ventajas.

En el siguiente asalto Persoon continuó con su presión y aprovechó su buen alcance para desequilibrar a Taylor. Katie, acostumbrada a pelear en Estados Unidos, necesitaba reaccionar y fue por ello que modificó su estrategia: dejó de apostar al golpe por golpe y se concentró en el contraataque.

Durante un tramo importante del combate, esta idea le trajo frutos a quien llegaba como monarca de tres de los cuatro organismos más importantes.  En ese momento, gracias a una excelente movilidad, la campeona olímpica de Londres 2012 escapó bien del ataque rival y provocó que Persoon pierda la distancia correcta y lance muchos golpes al aire. El sexto round fue el más claro para la irlandesa, salió decidida y de contra lastimó a la de Gits con una izquierda al cuerpo y una derecha al rostro.

Hacia el séptimo asalto, y con una Taylor aún muy activa de piernas, se observó algo de impotencia en Persoon, quien le hizo el gesto de “gallina” con sus brazos a la nacida en Bray ante su actitud escapista. En ese segmento la representada por Eddie Hearn sacó buenos impactos de izquierda y pasó al frente por poco en las tarjetas.
No obstante, en el siguiente round llegó la respuesta de la belga. La púgil de 34 años, que hace pocos días cumplió una década de carrera profesional, hizo gala de su potencia y, lo que es más importante, recuperó la distancia. Taylor sintió el cansancio y los golpes de su adversaria, quien con una fuerte derecha la puso contra las cuerdas.

Una auténtica batalla entre dos guerreras

En un contexto de amplia paridad, los asaltos decisivos mostraron el enorme corazón de ambas boxeadoras. A pesar de la incansable actitud de Persoon, fue la irlandesa quien en el penúltimo capítulo envió un formidable gancho de izquierda, su mejor golpe de la noche.

Con la determinación de ganar la pelea, Persoon buscó los ángulos de ataque más propicios en el primer minuto del último round para luego presentar todo su arsenal: los 60 segundos finales del encuentro mostraron un despliegue ofensivo impresionante de la de Bélgica. Fue así que castigó a Taylor tanto de derecha como de izquierda y la tuvo al borde del KO.

De ese modo, con un boxeo más vistoso en el inicio y en el cierre del combate, Persoon convenció a un público que en su mayoría quería al menos un empate. Sin embargo, las tarjetas de los jueces marcaron 95-95, 96-94 y 96-94 en favor de una Katie Taylor que, si bien no tuvo los golpes más espectaculares de la noche, sí mostró variantes de estrategia y un enorme juego de piernas.

En síntesis, la igualdad era sin dudas lo que mejor le caía a esta inolvidable velada. Fue por ello que la belga dejó el ring del Madison entre lágrimas, con la sensación de que el jurado no falló como debía.

Con esta ajustada pero inolvidable victoria, Katie Taylor le quitó a Persoon el cetro ligero del Consejo Mundial de Boxeo y defendió los tres títulos que ya ostentaba para convertirse entonces en la tercera campeona indiscutida del pugilismo de damas. Se suma a Cecilia Braekhus (welter) y Claressa Shields (mediano), quienes reinan en categorías menos exigentes y menos parejas que la división ligero.

La noche dejó en los espectadores y en parte de la prensa un deseo de revancha. Habrá que ver, tras tanto esfuerzo, si Taylor está dispuesta a ello. Lo que quedó claro es que la irlandesa nunca había sufrido tanto como en este sábado y su invicto estuvo en riesgo en varios pasajes.

 

error: Content is protected !!