Por El Round Final La leyenda del boxeo Manny Pacquiao, con una gran actuación venció al campeón invicto Keith Thurman, para arrebatarle el supercampeonato welter de la Asociación Mundial de Boxeo, en el MGM Grand de Las Vegas. Pacman quería demostrar que podía ser competitivo con un rival de elite, por momentos recordando sus mejores años dentro del ring. El astro filipino, de 40 años, mostró pinceladas de su mejor boxeo y por momentos redujo a la mínima expresión, y agregó otro nombre a su gran currículum. La victoria fue puesta en duda, a través de una increíble decisión dividida de los jueces: 115/112 (MP), 114/113 (KT) y 115/112 (MP). “Mi rival es un buen luchador y boxeador. Era fuerte, creo que hizo todo lo que pudo, y yo hice todo lo que pude. Esta noche hicimos felices al público, porque fue una buena pelea”, destacó Pac Man. Pacquiao sorprendió enviando a la lona a Thurman en el inicio de la pelea. “Realmente amo a los fanáticos. Muchas gracias por venir aquí y presenciar la pelea. Estoy seguro de que fueron felices esta noche porque vieron una buena pelea”, aseguró. Sobre su futuro, el Senador dijo que “creo que pelearé el año que viene, porque volveré a Filipinas y trabajaré y luego tomaré una decisión”.