“No se callen”. La víctima de los abusos sexuales por los que fue condenado el ex boxeador Carlos Baldomir la semana pasada, a 18 años de prisión, habló en una carta. “Estén atentos a cada cambio de sus hijos así sea mínimo, muchas veces gritamos en voz baja”. La chica que hoy tiene 17 años aseguró: “Hoy empieza mi vida”.

La pena de Baldomir fue decidida por mayoría, por el tribunal del juicio realizado en la ciudad de Santa Fe; y la declaración de culpabilidad fue una decisión unánime entre la jueza Susana Luna, y los jueces Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche, por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal ; abuso sexual gravemente ultrajante (reiterados)”, calificados por el vínculo y “promoción a la corrupción de menores de edad agravado”.

Tras el fallo, la víctima se expresó en una misiva, a principios de esta semana. “No sé si escribir esto es lo mejor, tengo dudas, miedos. Pero si de algo estoy segura es de que necesito hacerlo. El 29 de octubre de 2016 se realiza una denuncia en contra de mi progenitor, ¿por qué le digo así? Porque para mí una persona como él no se merece el título de padre. Pero sin irme del tema, la denuncia se trataba de que abusó de mí, de su hija, de la que tendría que haber protegido, cuidado, amado. Muchos sabrán de esto, por medios, por noticias, por comentarios. Pero pocos saben lo que en verdad se siente pasar por algo así, muy pocos se ponen en mi lugar, muy pocos se ponen en el lugar de mi mamá, que gracias a ella, a un estudio jurídico, a los fiscales, a todos los jueces que estuvieron presentes me creyeron, me apoyaron, me cuidaron, e hicieron posible que se haga justicia”, expresó la adolescente que sufrió los abusos cuando era una niña.

“Después de 2 años y 8 meses, llegó el día de la sentencia. (…) ¿Qué siento? Alivio, más fuerzas, más ganas de seguir mi vida. No, esto no es algo que se festeja, porque no es lindo, esto no me da felicidad, pero sí tranquilidad de que gracias a mi valentía pude hablar, ¿quién iba a creer que yo me podría enfrentar a una persona como él? Al campeón mundial de boxeo. Pero como dijo mi abogado, ‘campeón’ empieza con la letra C de culpable”, expresa.

Más adelante, agrega: “Muchos me dicen que tengo que dar un mensaje, que soy un ejemplo. Sí lo soy, por eso escribo esto para que todas aquellas personas que se callaron, y se siguen callando no lo hagan más. No se callen. No es un camino fácil pero tampoco imposible. Este mensaje también va para todas las madres y padres, estén atentos a cada cambio de sus hijos así sea mínimo, muchas veces gritamos en voz baja. A mí me queda toda una vida por delante, apenas tengo 17 años, pero hoy empieza mi vida, hoy soy libre, hoy me siento segura”.

Fuente: Página 12