Por El Round Final

Gustavo Lemos continúa demostrando porqué que es uno de los mejores prospectos del boxeo argentino. Tito no dejó dudas, y esta vez la víctima fue Jonathan Eniz, a quien venció por nocaut técnico en el tercer asalto.

El crédito de Tres Arroyos, de esta manera, se consagró campeón mundial juvenil ligero de la Federación Internacional de Boxeo. La pelea sucedió en la Federación Argentina de Boxeo, en Castro Barros 75 (CABA). Eniz representaba la prueba más difícil para Lemos.

En el primer asalto fue un clásico de round de estudio, donde Eniz logró tener mejor efectividad en ataque, imponiendo las condiciones.

En la segunda vuelta, Lemos pudo soltarse y logró conectarlo en varias ocasiones, y El Potro dolorense sintió un mano al cuerpo sobre el final del asalto, fue un indicio de lo que vendría después.

El tercer y último asalto tuvo un ritmo frenético, Lemos salió dispuesto a todo, a intercambiar, y la peor parte se la llevó Eniz, que tras de una furiosa andanada de golpes cayó al suelo. Se levantó, pero el final ya estaba cantado: Tito siguió atacando, hasta que intervino el juez, y decretó el KOT3 a su favor.

“Era sabido que iba a ser una pelea dura, el nocaut se nos dio más rápido de lo esperado, estamos muy contentos, esto es pelea tras pelea, lo tomó con mucha calma. Siempre queremos pelear con los mejores, ahora que tenemos el título mundial, nos gustaría pelear en el exterior”, dijo Tito a Cerca del Ring.

Lemos estiró su récord invicto a 23 peleas con 13 presentaciones. Está #6 en el ranking mundial FIB de las 135 libras, a la expectativa de una oportunidad titular.