Por El Round Final Hace algunas semanas el Consejo Mundial de Boxeo sorprendió cuando le dejó a Vasyl Lomachenko, campeón AMB/OMB ligero, competir por el título vacante de su organismo, cuando el ucraniano ya tenía otras coronas. Sin embargo, el CMB, amparado en sus reglas permitió que Loma, monarca de otros organismos, disputara el cetro, que luego ganó convincentemente ante Luke Campbell, a fines de agosto en Londres. El título se encontraba vacante, luego de que Mikey García subió a realizar campaña en el peso welter, luego de haberlo hecho en superligero. La pelea entre Lomachenko y García fue un duelo muy esperado por el mundo del boxeo, pero como sucedió con otras grandes peleas, las diferencias entre promotores impidió que se pueda llevar a cabo. Pero en este caso, eventualmente, el duelo podría tener carácter obligatorio, si Mikey usa un derecho que le fue otorgado cuando dejó el título: ser campeón emérito. Ser campeón emérito no se trata de un título tangible, sino de un estatus, que según el CMB “se reserva su derecho a luchar por el título de peso ligero”, porque es “una designación es un honor que se ha otorgado a unos pocos campeones de élite excepcionales, que les permite resolver situaciones específicas, lo que les impide defender activamente su campeonato mundial del CMB.” Mikey García, al ser Emérito, puede retar directo al campeón vigente cuando aplique su derecho, en este momento se trata de Lomachenko. En los últimos días aclaró que podría bajar a 135 eventualmente, pero con una pelea previa en 140, para asimilar mejor el corte de peso. “Estoy pensando volver en noviembre, o diciembre, si me bajo a 140 libras, y estoy peleando ahí, entonces ahí se puede revivir esa pelea con Lomachenko”, dijo a ESPN Knock Out. Con este guiño reglamentarios, ¿podremos ver una de las peleas más esperadas por las fanáticos? Foto: Mikey Williams