Por El Round Final

El flamante campeón mundial IBO superligero, Jeremías Ponce, atraviesa los días más felices desde que se inició en el boxeo profesional, luego del gran triunfo que obtuvo en Berlín, Alemania, ante el local Rico Mueller.

El crédito de José Marmol logró imponerse de forma contundente, a pesar de que un juez vio la pelea empatada en 114, lo que dio un fallo mayoritario, y no unánime como debió haber sido. Los otros dos jurados fallaron 116-111 y 118-100, respectivamente.
“Para este combate me prepare casi 3 meses de forma intensa, aunque teníamos una base de las peleas anteriores porque nunca dejo de entrenar”, contó Ponce en ADN, Boxeo Desde Adentro, en radio 94.7.

Asimismo explicó que “el planteo era ganar por KO porque afuera ganar por puntos es difícil”, pero “no lo pude sacar porque era un rival muy fuerte.”

“Ser campeón mundial significa un sueño cumplido para mí, hoy lo logré, no me conformo pero estoy muy contento y el cariño de la gente lo hace aún mejor”, expresó.

Ponce (25-0, 16KO) anteriormente ganó el título Fedebol AMB y al cinto internacional de la FIB de los superligeros. “No me conformo y voy por más”, aseguró.

Foto: ESPN