Por El Round Final

Gennadiy Golovkin batalló más de la cuenta para volver a convertirse en campeón,  en la noche del Madison Square Garden de Nueva York.  GGG venció por decisión unánime al ucraniano Sergiy Derevyachenko.

Con la victoria, en una de las mejores peleas del año, el kasajo se quedó con el título mediano de la Federación Internacional de Boxeo que se encontraba vacante.  Las tarjetas 114-113, 115-112 y 115-112.

“Quiero decir muchas gracias a mi oponente. Este fue un gran trabajo. Yo respeto a su equipo. Esta es una gran experiencia para mí. En este momento, entiendo que necesito más. El foco es el boxeo”, dijo GGG en conferencia.

“Te lo dije, es un tipo muy duro, esta fue una pelea difícil”, analizó, y reconoció que “necesito un poquito más todavía, necesito fortalecerme en mi campamento, necesito trabajar duro, necesito un poco más de concentración”.

“Esta es una gran experiencia para mí. Ahora mismo sé exactamente lo que necesito. Perdí un poco de concentración. Sergiy estaba listo, realmente lo respeto. Me mostró un gran corazón. Le dije, Sergiy, esta es la mejor pelea para mí. Es una gran experiencia. Es la máxima destrucción. Solo respeto a su equipo”, destacó.

Debido a la paridad de la pelea, y lo competitiva que fue, la revancha entre ambos empieza a considerarse como opción.

“¿Revancha? Absolutamente. Gran pelea por DAZN, por la gente, por supuesto que estoy listo. Soy un boxeador, estoy listo para cualquier cosa”, aseguró GGG.

Golovkin, de 37 años (40-1-1, 35 KO), derribó al peleador el ucraniano en el primer asalto, lo que parecía ser un indicio de lo que sería la pelea. Sin embargo Derevyanchenko (13-2, 10 KO), cortado, dio guerra hasta el final y estuvo cerca de concretar la sorpresa.

“El corte realmente cambió la pelea. A veces no podía ver y él estaba apuntando a ese ojo. Pero, ya sabes, no hay excusas. Es lo que es. Estaba haciendo mi mejor esfuerzo”, consideró.