Por El Round Final

El Campeón mediano AMB/CMB, Saúl Álvarez, está pensando en su próximo desafío, una cuarto corona, cuando busque el título semipesado de la Organización Mundial de Boxeo ante Sergey Kovalev, el próximo 2 de noviembre.

Sin embargo la trilogía con Gennadiy Golovkin está en la conversación cada vez que cualquiera de los dos aparece en los medios.

“No representa ningún reto, ya hice dos peleas con él, le gané, qué va a ser en la tercera, le voy a volver a ganar, hasta noquearlo. Solo representa un negocio, yo quiero retos”, aseguró Canelo a Box Azteca.

El mexicano destacó que “soy el rival a vencer, el que quieren enfrentar todos”, pero “desde que peleó conmigo, Golovkin, ¿qué ha hecho? No ha hecho nada”.

“Es el afán conmigo, si yo estuviera en la pelea que él está ahorita (ante Sergey Derevyachenko), me hubieran atacado, que el rival, que el ‘bulto’, que lo otro. Entonces es ilógico, él viene de pelear con un boxeador (Steve Rolls) que estaba clasificado en el (puesto) 90”, dijo antes de la pelea de Golovkin, que finalmente ganó por decisión unánime donde capturó el título mediano FIB.

Canelo aeguró que “no tiene sentido que me digan algo a mí cuando vengo de enfrentar a puro campeón mundial, Jacobs es campeón, ahora estoy subiendo dos divisiones a 175 contra un campeón mundial (Sergey Kovalev)”.

“GGG no representa ni un reto, ya hice dos peleas con él, ya le gané, hice 24 rounds. Entonces, ¿qué va a hacer en la tercera? Le voy a volver a ganar, mejor, hasta noquearlo. No representa ningún reto. Si quieren hacer una pelea con él, bueno, preséntenme números, y a lo mejor”, evaluó.

DAZN fichó a Canelo con un oneroso contrato de 365 millones de dólares por 11 peleas en el lapso de cinco años; con Golovkin hizo lo propio, un total de seis peleas, además de fechas especiales para GGG Promotions, su promotora.

“Entonces yo les dije a los de DAZN, si quieren que peleé con él, está bien, lo único que representa para mí es un negocio, entonces ofrézcanme algo que llame la atención, solo representa un negocio, no un reto. Yo quiero retos que me dejen en la historia del boxeo”, afirmó.