Tras caer por segunda vez con Wilder, el cubano Luis Ortiz se mostró disconforme con el juez. “Para que quede muy claro, no fui noqueado, estaba completamente cansado. Hubiera preferido ser noqueado”, explicó.

Por El Round Final

Luego de perder por segunda vez con Deontay Wilder, y en ambas ocasiones por la vía del nocaut, el cubano Luis Ortiz se mostró disconforme con la decisión del juez Kenny Bayless de sacarlo de pelea.

El enojo de Ortiz fue mayor porque se trataba de una pelea por campeonato (por el título pesado del Consejo Mundial de Boxeo). “Obviamente siento que ser una pelea por el campeonato, es un partido de rencor y el árbitro probablemente podría haberlo dejado pasar”, expresó en conferencia.

Asimismo remarcó que “quedaban ocho segundos, siete segundos restantes. Veamos qué pasa. [Podría] recuperarme en la esquina. Ya sabes, dame el beneficio de la duda”.

“Es lo que es ahora, pero estoy muy molesto porque eso no sucedió porque soy un luchador. Quiero pelear ¿Ya sabes?”, dijo.

Ortiz se lamentó porque “no me gusta perder, especialmente de esa manera”, y aclaró: “Y para que quede muy claro, no fui noqueado. Estaba completamente fatigado y cansado. Eso es lo que era, más que cualquier otra cosa. Hubiera preferido ser noqueado”.