Por El Round Final

El campeón mundial de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo, Deontay Wilder, lo hizo de huevo: The Bronze Bomber repitió resultado, y volvió a ganarle en la revancha por nocaut a Luis Ortiz, en la noche del MGM Grand, Las Vegas.

Con esta contundente victoria, el monarca estadounidense logró su décima defensa del cinturón mundial del CMB, desde que ganó el centro en enero de 2015.

La definición de Wilder llegó en el séptimo round, luego de conectar con una derecha impresionante al peleador cubano, que hasta ese momento era superior al campeón. De hecho, las tres tarjetas, previas el nocaut, lo tenían arriba 58-56, 59-55 y 59-55.

“Con Ortiz, puedes ver por qué ningún otro peso pesado quiere pelear con él, es muy astuto, se mueve estratégicamente y su intelecto es muy alto. Tuve que medirlo en ciertos lugares”, destacó.

Asimismo, explicó que “vi el tiro y lo tomé”, porque “mi intelecto es muy alto en el ring y nadie me da crédito, creo que lo golpeé con un gancho izquierdo al principio de la ronda y lo tomé desde allí”

En la primera pelea, en 2018, Wilder se recuperó cuando estuvo cerca de ser noqueado en round 7, y luego  llegó la definición contundente en el décimo asalto.