Por El Round Final

El reinado Andy Ruiz duró apenas seis meses, y el sábado en una pálida actuación perdió todos los títulos que había conquistado en junio. Esta vez fue derrota por una amplia decisión unánime ante el británico Anthony Joshua, por los cinturones AMB, FIB y OMB de los pesos completos.

El primer crítico del excampeón mexicano fue su padre Don Andrés Ruiz, que se lamentó porque su hijo no entrenó a consciencia, y la derrota fue una consecuencia de la mala preparación en su campamento.

“Todo fue un desmadre. Exceso de celebración, nunca se concentró bien,  yo se lo decía y no hizo caso. Ya no le tenía respetó a su manager, peleó sin condición y no le hizo nada a Anthony Joshua”, dijo a ESPN Knock Out.

Asimismo aseguró que “nunca se concentró bien, producto de todo eso llegó muy pesado, le dije que tenía que llegar en 255 (kilos) y no hizo caso”, porque “si llegaba muy pesado se le iban a acabar las piernas, pero andaba de arriba a abajo, en todos lados menos”. 

Y se lamentó porque Ruíz “no le hacía caso a Manny (Robles, el entrenador), hacía lo que él quería, se iba a correr solo, y ahora aprendió la lección, y me da gusto que haya prendido la lección tempranamente”.

RUÍZ, AUTOCRÍTICO

Andy Ruiz felicitó a Joshua por el triunfo y reconoció que no estuvo a la altura de las expectativas generadas y pidió disculpas a la raza. 

“¿Qué tengo que cambiar? Escuchar más a mi padre, más a mi esquina. Tomarme las cosas más en serio y entender que ser campeón del mundo es una gran responsabilidad”, admitió el mexicano. 

En ese sentido dijo que “no sé porque no entrené más duro, no hice lo que tenía que hacer en el campamento y me fui muy arriba de peso”, pero “aprendo de mis errores y voy a volver a ganar en la próxima”.