Gervonta  trabajó más de la cuenta para superar al experimentado Yuriorkis Gamboa. “Al  entrar en esta pelea, supe que era un oponente duro”, dijo, y vaticinó: “2020 será un gran año, podría pelear a 130 o 135, soy el mejor perro, tráelos”.

Por El Round Final

El peleador de Mayweather Promotions, Gervonta Davis, tuvo que trabajar más de la cuenta para superar al experimentado a Yuriorkis Gamboa, en el State Farm, de Atlanta, Georgia.

Tank después de 11 asaltos, en los cuales previamente había derribado al cubano en el segundo y octavo, venció nocaut técnico en el último, cuando el árbitro intervino para decretar el final.

View this post on Instagram

@gervontaa remains undefeated, #AndTheNew WBA lightweight champion of the world via TKO! #DavisGamboa

A post shared by SHOWTIME Boxing (@showtimeboxing) on

Con el triunfo Davis capturó el título secundario de la AMB de las 135 libras, donde el campeón legítimo es Vasyl Lomachenko.

“Al  entrar en esta pelea, supe que Gamboa era un oponente duro”, explicó en conferencia, y agregó que “como pudieron ver en el ring, lo estaba atrapando y lastimando, pero él todavía estaba allí”.

Sin embargo, explicó que “sabía que era mejor que nadie con quien había peleado antes. Estaba enfocado principalmente en atraparlo con tiros limpios. Lo estaba atrapando con golpes limpios y no lo estaba lastimando, así que sabía que iban a pasar más rounds esta noche”.

Gervonta, de 25 años, mejoró su récord invicto de 23 peleas, con 22 definiciones por la vía del nocaut

“Fue una gran experiencia. Solo tengo 25 años. Estoy aprendiendo todos los días”, destacó, y vaticinó que “2020 será un gran año, me siento cómodo en ambos pesos. Siento que podría pelear a 130 o 135, soy el mejor perro, tráelos”.