Andrew Case-Allan practicaba artes marciales mixtas y debutó en el boxeo a los 33 años y con 187 kilos. Terminó derrotado en el segundo round y su KO se volvió viral.

En Minnesota, Estados Unidos, se llevó a cabo un combate de boxeo en la categoría pesados. Y la primer sorpresa fue el peso de uno de ellos, el estadounidense Andrew Case-Allan, que clavó en la balanza 186,8 kilos.

Enfrente suyo estaba el veterano canadiense Colin Sangster (pesó 123 kilos) y el combate, pactado a 4 rounds, era la previa de la pelea central entre Caleb Truax y David Basajjamivule en la categoría súper mediano.

Case-Allan viene de otro deporte: artes marciales mixtas, pero quiso subir a un ring como boxeador y con una finalidad: demostrar que las personas con exceso de peso pueden realizar cualquier actividad. Pero su sueño se diluyó en menos de 6 minutos, porque sufrió un KO impresionante y el video del combate ya se hizo viral.

La cosa arrancó bien para Case-Allan que con un zurdazo a la pera envió a la lona a Colin Sangster. Este se pudo recuperar, y cuando fueron al golpe por golpe, el canadiense sacó un tremendo puñetazo que envió a la lona a Case-Allan.

El estadounidense Andrew Case-Allan clavó en la balanza 186,8 kilos (Facebook).

El árbitro Scott Erickson contó hasta 10 y podría haber contado hasta 120, ya que Case-Allan quedó tendido en la lona largo tiempo.

Pero el hombre no se rinde. En su fanpage en Facebook, escribió antes del combate: “Cuando comencé este viaje, pesaba 213 kilos. Esta no es una página de lucha, es una motivación para todos los muchachos grandes que piensan que es demasiado tarde. ¡Consigámoslo!”.

El árbitro Scott Erickson contó hasta 10 y podría haber contado hasta 120, ya que Case-Allan quedó tendido en la lona largo tiempo (Captura de video).

Y luego del combate escribió: “Cuando pierdes como acabo de perder aprendes mucho sobre la gente que te rodea. Perdí, pero eso no significa que debería parar. Estoy a punto de ir más duro de lo que nunca has visto”.

Clarín.com