El excampeón Deontay Wilder confirmó que ejercerá su cláusula de revancha con Tyson Fury. Y sobre su derrota dijo que el peso de su disfraz, de 40 libras, lo dejó sin piernas y que el británico no lo dañó en absoluto.

Por El Round Final

El ex campeón de los pesos pesados, Deontay Wilder, ha confirmado que ejercerá su cláusula de revancha inmediata, para enfrentar a Tyson Fury por tercera vez este año.

“No me hizo daño en absoluto, pero el hecho simple es … que mi uniforme era demasiado pesado para mí”, dijo Wilder al periodista Kevin Iole de Yahoo Sports.

Wilder cayó en la tercer y quinto round, y su rincón tiró la toalla. Aunque él argumenta que las 40 libras de peso extra del disfraz lo perjudicaron.

“No tenía piernas desde el comienzo de la pelea. En el tercer round me dispararon las piernas por completo. Pero soy un guerrero y la gente sabe que soy un guerrero. Se podría decir fácilmente que no tenía piernas ni nada”, explicó.

Asimismo agregó que “mucha gente me decía: ‘Parecía que algo andaba mal'”, pero “hice todo lo posible para hacerlo”, y “sabía que no tenía las piernas debido a mi uniforme”

“Solo pude ponerlo [por primera vez] la noche anterior, pero no pensé que fuera a ser tan pesado. Pesaba 40 libras con el casco y todas las baterías”, detalló.

Wilder contó que se irá a África a fines de marzo de vacaciones y cuando regrese de su descanso, volverá al gimnasio. 

Por último, elogió a Tyson Fury: “Ha tenido muchos grandes logros en su carrera y esto está ahí con todos ellos. Estoy muy entusiasmado con su carrera y lo que ha hecho. Se merece muchoc crédito”.