Luego de perder el título y su invicto, Deontay Wilder aseguró: “Hasta los más grandes han perdido y regresado. Regresaré más fuerte”. Su equipo quiere aplicar la cláusula de revancha con Tyson Fury.

Por El Round Final

El último sábado Tyson Fury terminó con el reinado de más de cinco años como campeón de Deontay Wilder, y lo destronó con una victoria por nocaut técnico el el séptimo round. 

De esta manera el peleador británico, se convirtió en nuevo campeón mundial pesado del Consejo Mundial de Boxeo, en un duelo desempate, luego de empatar en la primera oportunidad. 

Wilder, además de quedarse sin el título verde y oro, perdió su condición de invicto.

“Soy un guerrero. Y eso es lo que hago. Pero es lo que es. No pongo excusas. Y volveré más fuerte”, aseguró. 

Sin embargo el hombre de Alabama se mostró disconforme con su rincón, que lanzó la toalla y obligó al árbitro a detener la pelea.

En ese sentido, dijo que “solo me hubiera gustado que mi esquina me hubiera dejado salir con mi escudo”.

“Me siento bien. Cosas como estas pasan. Hoy ganó el mejor hombre. Mi entrenador lanzó la toalla, y yo estaba listo para salir de nuevo”, aseguró.

Wilder dice que le pasaron cosas camino al duelo, pero no puso excusas y espera volver más fuerte como hicieron los grandes.

“Pasaron muchas cosas rumbo a esta pelea, pero es lo que es. No pongo excusas. Hasta los más grandes han perdido y regresado. Tienes que tomarlo como es. Hoy tuve muchas complicaciones, pero regresaré más fuerte”, dijo.

La pelea incluye una cláusula de revancha disponible para el perdedor. Tanto en entrenador de Wilder, como su gerente, expresaron su intención de aplicarla. La última palabra será del excampeón.