El excampeón mundial  Mikey García cumplió con los pronósticos previos y venció por decisión unánime a Jessie Vargas. “Quiero a Manny Pacquiao o una revancha con Errol Spence”, pidió.

Por El Round Final

El excampeón mundial  Mikey García cumplió con los pronósticos previos y venció por decisión unánime a Jessie Vargas, en The Ford Center en The Star, Frisco, Texas.

Los jueces calificaron a su favot 114-113, 116-111 y 116-111, y la pelea tenía en juego el título Diamante del Consejo Mundial de Boxeo.

“Me siento muy feliz de regresar y emocionado de estar aquí. Tuve que hacer ajustes a su alcance y tamaño natural. A medida que avanzaba la pelea, comencé a lastimarlo, cerrando la brecha, encontrando mi ritmo y el tiempo. Al final funcionó muy bien”, explicó.

Mikey logró derribar a Vargas en el quinto round, demostrando que tiene poder en las 147 libras.  Volvió al triunfo luego de perder por primera vez ante Errol Spence.

EL FUTURO

En esta oportunidad García firmó un contrato por una sola pelea con la poderosa promotora Matchroom, de Eddie Hearn, y existe la posibilidad de seguir ligados, o que regrese a liga de PBC, ya que es un agente libre.

Los objetivos los tiene claros, quiere volver a medirse con la elite del peso welter.

“Creo que estoy listo para volver con los mejores. Quiero a Manny Pacquiao o una revancha con Errol Spence. Soy mejor en esta clase de peso. Esta es una gran opción para continuar en 147 “, pidió.