García se ilusiona con pelear ante Manny Pacquiao, y está confiado: “No es un luchador altoque puede complicar cosas como lo hizo Spence”. Mikey recordó el sparring con Manny.

Por El Round Final

El campeón mundial de cuatro divisiones, Mikey García se ilusiona con lograr su quinto título en el peso welter ante Manny Pacquiao. 

A fines de febrero lográ su primera victoria en las 147 libras ante Jessie Vargas, por decisión unánime en su estreno como jugador de Matchroom. 

A Pacquiao le queda una pelea en su contrato con PBC, pero Eddie Hearn está dispuesto a realizar una importante oferta para que el filipino se enfrente a García.

“Me encantaría esa oportunidad de pelear contra Manny”, dijo Mikey en un live de Instagram con el promotor. 

Asimismo, describió que Pacquiao “no es un luchador alto y desgarbado que puede complicar cosas como lo hizo Errol Spence”, y explicó que “Spence es un luchador alto que usa el alcance con mucha eficacia y altura, y es es zurdo, lo que siempre complica las cosas”.

García (40-1, 30 KOs) confía en sus habilidades para derrotar al Pacman en una eventual pelea, y considera que su altura baja, en relación a otros peleadores de la división, puede serle una ventaja porque tiene menos alcance.

“Manny todavía es zurdo, pero es mucho más pequeño. Entonces, es más bajo en estatura, no tiene el alcance como algunos de estos otros pesos welter. Entonces, creo que eso encaja mucho mejor para tener una pelea entretenida conmigo”, aseguró.

EL SPARRING

Hace algunos años, cuando García era un jugador de Top Rank, hizo sparring con Pacquiao, con quien compartía promotora.

“Quiero decir, recuerdo haber peleado con él hace años y años. Solo fueron sesiones de entrenamiento, pero me sentí bien”, recordó.

Además contó que “pude usar mi jab efectivamente, y es por eso que creo que esa pelea tiene el mejor sentido en este momento, para demostrarle a todos que puedo ser un campeón mundial en el límite de peso welter”.