Desde el nacimiento del WBC en México, el organismo ha buscado de todas las formas posibles innovar y transformar este hermoso deporte.

El cinturón verde y oro es el emblema del WBC y el máximo reconocimiento a quienes suben al ring.

El organismo ha creado una serie de cinturones especiales y únicos, con el fin de premiar y reconocer las peleas que han trascendido en la historia del boxeo.

El cinturón “Adolfo López Mateos”, nació como un trofeo especial, que México y el boxeo, otorga a los peleadores que se enfrenten en las dos fechas más representativas para México, el 5 de mayo (Batalla de Puebla) y el 15 de septiembre (Día de la Independencia).

El WBC, ha trabajado de la mano de comunidades indígenas, destacando diversas culturas por medio de sus artesanos mexicanos quienes han transformado el cinturón WBC en verdaderas piezas de arte, cada uno representando lo mejor de su cultura, hasta ahora hemos tenido el Cinturón Huichol, el Chiapaneco y el Maya.

Hoy, la espera terminó y el WBC develó el cinturón “Mazahua -5 de mayo 2020”, una joya creada por manos artesanas de la cultura Mazahua, del Estado de México.

El Cinturón, es el resultado de la sinergia entre diseño y bordado mexiquense. Las manos creativas de Angélica y Lilia Reyes Martínez, artesanas, originarias de la comunidad de San Felipe Santiago, en Villa de Allende, ambas bordaron la pieza, trabajando durante un mes, por más de 400 horas.

Las y los artesanos mexiquenses, por siglos han trabajado los materiales, los símbolos y las imágenes que dotan de identidad a esta tierra; aglutinando elementos del arte popular y del pensamiento antiguo, que se representa en la simbología y en la iconografía de los pueblos originarios.

Los colores morado, violeta, rosa, azul, verde, amarillo, naranja, carmín y rojo, dan cuenta de la armonía basada en el amor y el cariño de la familia, la diversidad, la fertilidad de los valles; la inspiración para proteger los derechos y libertades de las mujeres; el futuro, las ganas y el empuje de nuestros jóvenes; el campo, la productividad; la alegría  y motivación para servir a los demás, la igualdad, la tolerancia y las oportunidades equitativas; el cuidado y la salud; así como la firmeza en nuestras decisiones para obtener resultados fuertes.

El centro del cinturón está formado por una placa de obsidiana de Teotihucán a manera de espejo humeante que porta entre sus atributos Tezcaltlipoca, emblema de su advocación guerrera, fortaleza para la batalla y símbolo del poder nocturno. Este espejo está adornado por los símbolos indígenas de los astros como: el Sol, las estrellas, la luna y las constelaciones.

Al lado del círculo de obsidiana, dos representaciones estilizadas de estrellas que simbolizan la luz, la guía y el destino. Por sus vivos colores representan vida alegre y festiva en tanto que la simetría alude al equilibrio de la vida indígena. A cada lado, sobre el cuerpo del cinturón una cenefa a manera de serpiente, símbolo de Quetzalcóatl, después, la figura del venado, un animal que entre otras cosas es considerado fundador de pueblos y linajes en muchas culturas. Finalmente, las aves, símbolo de la libertad.

Gracias a la incorporación de elementos de la naturaleza, llevados por la imaginación y la capacidad de interpretación, a diseños estilizados de vegetales, flores, animales, aves, reptiles, figuras humanas y mitológicas, recreando concepciones universales de belleza, libertad, fortaleza, armonía, vida, muerte, nacimiento y muchos otros conceptos ligados a la cosmogonía de raigambre antiguo, como la de los pueblos indígenas de México, este Cinturón es símbolo de la grandeza y diversidad cultural, del Estado de México y del país.

Es preciso agradecer al equipo de la Galería de Arte Rubicó, a Industria Reyes y al Gobierno del Estado de México, pues sin su invaluable apoyo, el sueño del cinturón Mazahua no hubiera sido posible.

Este cinturón hubiera sido entregado el día de hoy al ganador entre el mexicano SAUL “Canelo” ALVAREZ y el británico Saunders.

Más adelante daremos a conocer cómo y a quien se le entregará esta hermosa obra de arte que nos recuerda nuestras raíces y lo basto de nuestra cultura.

WBC