La Leona rosarina desafió a la también ex campeona del mundo para que se realice la revancha. Además hizo un repaso de su carrera, valoró su experiencia ante Cecilia Braekhus, y recordó su diálogo con Katie Taylor.

Por Julián Haramboure de Female Boxing News para El Round Final.

En un diálogo imperdible, la Leona rosarina desafió a la también ex campeona del mundo para que se realice la revancha de aquella pelea de 2013, la cual tuvo a Bustos como vencedora. Además, la púgil hizo un repaso de su carrera, valoró su experiencia ante Cecilia Braekhus, y recordó su diálogo con Katie Taylor: “Me dijo que yo fui una de las rivales más difíciles que ella enfrentó”.

En una extensa y muy interesante charla, la ex campeona del mundo de los pesos ligero y super ligero Victoria Bustos, hizo un recorrido de su exitosa carrera. En principio, la púgil hizo referencia al objetivo que tenía planteado en los momentos previos al inicio de la pandemia: “De acuerdo a lo que se había hablado, en la segunda semana de abril iba a pelear frente a Ana Laura Esteche. Si bien no estaba confirmado, esa iba a ser la rival. Íbamos a ir por el título argentino vacante de los 63,5 Kg, pero a raíz de la pandemia no sabemos cuando se reiniciará la actividad”. En relación a la primera pelea ante la Monita, realizada en 2013, Bustos manifestó:  “Fue uno de los combates más importantes de mi carrera, porque allí gracias a Dios me consagré campeona mundial, sudamericana y argentina”.

Fiel a su estilo sincero y sin filtros, la Leona recordó también sus dos peleas ante Erica Farías: “En la primera me avisaron un miércoles para pelear el sábado, en ese momento nunca había peleado a diez rounds. Era un desafío arriesgado, pero fui con confianza, bien preparada. En cambio, el combate de revancha fue horrible, la gente esperaba otra cosa. Yo esa noche peleé pésimo y le dije a Farías: “no te creas que sos la número uno porque no hiciste nada hoy”. No me gustó para nada esa pelea”.

En 2018 la rosarina realizó una pelea unificatoria en la categoría ligero nada menos que ante la irlandesa Katie Taylor: “Fue una chance buenísima, había que unificar el título y yo siempre quiero pelear contra las mejores. Es la única forma de que el boxeo siga fluyendo, porque si las boxeadoras empiezan a elegir rivales no sirve. En ese momento acepté encantada. Katie es una persona muy humilde, callada, muy respetuosa. Además, es una excelente boxeadora, con velocidad, técnica, estrategia. Lo que no tiene tanto es pegada ya que no sentí ninguna mano”.

Sobre ese desafío, Bustos agregó: “En ese momento yo no estaba muy bien porque el día de la pelea (28 de abril de 2018) se cumplía un mes de la muerte de mi papá. Más allá de que soy una profesional, y que cuando te subís al ring te olvidas de todo, hay cosas que sí o sí te afectan demasiado”.

Tras ese combate, en el que la europea ganó por puntos, Taylor se acercó al vestuario de Bustos y la felicitó por la tarea realizada: “Me sorprendió porque ella no había hecho eso antes. El equipo de Katie y ella misma tuvieron un respeto impresionante conmigo. Me dijo un montón de cosas buenas, que le había gustado muchísimo mi boxeo y que yo era una de las rivales más difíciles que había enfrentado. Para mí fue un honor que alguien tan grande como ella me dijera eso. Me encantaría una revancha ante Taylor, no creo que me la den, pero con las vueltas de la vida ojalá ocurriera” comentó la argentina.

En el recorrido de su campaña, llegó el momento de referirse a otra noche inolvidable: la pelea ante la super campeona Cecilia Braekhus: “Yo estuve un año pidiéndole a mi promotor enfrentar a Cecilia, él no quería. Pero un día me dio la noticia de que el combate estaba confirmado, cosa que me puso muy feliz. Yo me siento bien en 65kg, no me costó dar esta categoría, no sentí ninguna mano fuerte, Cecilia me ganó con claridad, es una muy buena rival. También es humilde, hablamos poco pero es amable. No es muy sociable pero quizá el tema es que yo hablo mucho” (risas).

Katie Taylor y Cecilia Braekhus son sin dudas dos de las mejores boxeadoras de la actualidad y encabezan todos los rankings de libra por libra, y Bustos es la única púgil que enfrentó a ambas. Fue por ello que dio su opinión respecto a cuál de las dos le impresionó más: “Taylor es más completa porque predispone ataque, retroceso, es muy cambiante. Para mí, como boxeadora, me pareció más difícil enfrentar a Katie, por su intensidad de golpeos y su velocidad”.

Para cerrar, la argentina de 31 años, habló de sus objetivos: “Me encantaría pelear con Amanda Serrano porque creo que es una boxeadora impresionante, una de las mejores del mundo, también me gustaría enfrentarme a Delfine Persoon, que es otra deportista que me gusta muchísimo. Igualmente, ese es trabajo de mi promotor, yo estoy lista para la boxeadora que se me presente, no me niego a ninguna.

Además, volvió a referirse a Esteche y la desafió sin filtros: “Me encantaría que Ana Laura Esteche dejara de tener el miedo que tiene y que de una vez por todas acepte enfrentarme nuevamente. Le estoy dando la revancha, que después no diga que yo no quiero pelear, me cansé de decirle que sí y la que siempre esquiva la pelea es ella”.

“Respecto a la fecha de abril había dudas porque primero ella dijo que aceptaba, pero luego puso excusas. Me molesta que una boxeadora pida dos o tres meses para entrenar, son profesionales, si no estás listo cuando te llaman ¿cuándo vas a estarlo? Si no das la categoría hacé una dieta como corresponde. Si ella cada vez que la llamas para pelear va a pedir tiempo para entrenar que se dedique a otra cosa”, cerró sin tapujos.