Agit Kabayel se convirtió en el nuevo campeón continental pesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al vencer a Evgenios Lazaridis por decisión unánime en el Elbaupark, de Magdeburgo, Alemania. Las tarjetas de los jueces fueron de 100-90, 99-91 y 98-92, con las que el alemán se impuso al griego en un excelente combate.

Fue un evento especial, en el que entraron mil personas bajo las medidas necesarias para mantener la seguridad de todos. Un gran adelanto en el boxeo mundial después de la pausa por la pandemia y una gran noticia para todo el mundo del pugilismo que actualmente se desarrolla a puertas cerradas en su mayoría.

Una de las peleas, en el inicio de la función.

Kabayel sabía la oportunidad que tenía al frente y las expectativas que había en torno a su presentación por la faja regional del organismo pionero. Por esa razón, salió con todo desde el primer asalto y fue al frente contra un rival más alto y que tenía una ventaja de alrededor de 19 libras en el pesaje del viernes.

La presión del peleador local fue importante para su victoria. Sus volados de derechas, combinados con sus golpes al cuerpo, fueron demoliendo poco a poco a un Lazaridis, que empezó con mucho ímpetu pero que tuvo que ir cediendo ante el incisivo ataque de Kabayel.

La victoria pone al alemán en el mapa del boxeo mundial y lo acerca a mejores oportunidades en su intención de convertirse en campeón del mundo. Fue la victoria 20 en la carrera de Kabayel, quien tiene 13 nocauts en su andar. Por su parte, Lazaridis dejó su balance de 16 triunfos, 3 reveses y 10 victorias antes del límite.

WBA