Por necesidad, Jorge Castro incursionó en el mundo del boxeo. Con 14 años, en su Caleta Olivia natal y luego de ser traído desde Catamarca por su madre, descubrió el deporte de los puños, donde con el correr de los años se transformó en campeón del mundo.

Y, con el duro presente que se está viviendo no sólo en Argentina sino también a nivel mundial por la pandemia de coronavirus, Locomotora no dudó ni un segundo y afirmó que muchos jóvenes pugilistas la están pasando realmente mal ya que sus apoderados los dejaron de lado cuando más lo necesitan.

Locomotora en su gimnasio (Nahuel Ventura / Crónica)

“Siempre agradezco al deporte de los puños, por todo lo que me dio. Pero hoy en día no hay figuras, no te dan ganas de ver el boxeo de ahora. No salen figuras. Está Castaño que anda muy bien, pero está afuera. Otros boxeadores no hay. No hay alguno que diga ‘este boxeador me llena’. También está Gauto, pero está afuera. Los felicito porque hoy en día el mango está afuera”, empezó el relato el ex pugilista, para de inmediato sentenciar:

“Espero que no se lo choreen los apoderados, porque viste que te llevan con 15/16 peleas afuera. Y el día que perdiste, no hay nadie, se olvidan del boxeador. Es lo que pasa. ¿Vos te pensás que algún apoderado está ayudando a sus boxeadores? No los ayuda nadie. Hoy los pibes están cagados de hambre por la pandemia que está pasando. Hace tres meses y medio que estamos encerrados”.

Mariano Atanasoff / Depo.com.ar

Foto: Nahuel Ventura / Crónica