Lucas Matthysse descartó definitivamente la posibilidad de volver a pelear.

El Round Final 

Lucas Matthysse supo ser uno de los máximos exponentes del boxeo argentino, con años de grandes batallas en Estados Unidos. 

A base de grandes actuaciones se convirtió en un referente de la escena nacional. Sin embargo, a pesar de extrañar su etapa deportiva no volverá a pelear.

“El deseo siempre está ahí, pero no voy a volver, nunca más. Extraño todo sobre el boxeo, pero este retiro es definitivo”, dijo Matthysse a Radio Sudaka.

 

En ese sentido resaltó que di más de 25 años de mi vida, dedicados a entrenar y pelear, así que por eso cuando voy al gimnasio o cuando estoy ayudando a mi hermana Soledad, mi cuñado Mario Narváez o mi sobrino (Ezequiel)”.

“No fue fácil salir (de mi barrio). Era muy pibe cuando lo decidí. Jodía de lunes a lunes, chupaba mucho, me habían dado una puñalada, hace poco me acordaba de todo y me preguntaba qué hubiese pasado si no me iba? Fueron más de 25 de mi vida dedicadas a entrenar y pelear”, recordó.

Matthysse fue protagonista de peleas memorables, como ante Jhon Molina Jr y Ruslan Provodnikov. En su camino se convirtió en campeón regular AMB del peso welter. 

 

“Logré más de lo que podría haber imaginado. Entonces, cuando el error me pica, me pregunto por qué volvería, por qué, si lograra todo lo que me propuse hacer y aún más”, aseguró.

“Luché con los mejores y siempre como visitante. Nunca cambiaría nada de lo que hice. No fue fácil salir (de mi casa). Yo era muy joven cuando decidí”, dijo.

 

La última pelea de La Máquina fue una derrota ante el astro filipino Manny Pacquiao en Kuala Lumpur, Malasia.

“Combatí con los mejores y encima siempre de visitante. No quedó nada pendiente y sin nada para reprocharme. No volvería a cambiar nada de lo que hice”, destacó.