“Es una pelea difícil, 50-50, entrené con Charlo durante muchos años y obviamente luché contra Castaño”, dijo Lara, y aseguró que a El Boxi “lo derroté con bastante claridad, y estoy dispuesto a hacerlo de nuevo”.

.

Por El Round Final

El último fin de semana, Erislandy Lara peleó por primera vez en el año, pero lo hizo en el peso mediano, para capturar el título secundario WBA de las 160 libras, con una victoria por nocaut en el primer asalto ante Thomas LaManna.

Sin embargo, luego de haber conseguido su objetivo sumar un título mundial en una segunda división, el cubano parece dispuesto a volver a la división superwelter, que el próximo 17 de julio tiene la unificación entre Brian Castaño (WBO) y Jermall Charlo (WBA/WBC/IBF). En el ganador de esa pelea están puestos sus deseos.

“Cien por ciento, esa es mi pelea número uno. Si es mi elección, si depende de mí, pelearé con el ganador de la pelea Charlo-Castano a continuación. No hay duda al respecto”, aseguró en Boxingscene.

Asimismo, consideró que “es una pelea difícil, es una pelea 50-50. Entrené con Charlo durante muchos años y obviamente luché contra Castaño. Quien lo quiera más y entrene más ganará ese tipo de pelea”.

La pelea ante Brian Castaño fue un duelo cerrado, y en aquella ocasión desde El Round Final recolectamos varias tarjetas de especialistas, que en su gran mayoría vieron ganar al peleador argentino.

Sin embargo, Lara está seguro que “lo derroté con bastante claridad, y estoy dispuesto a hacerlo de nuevo a continuación” en una potencial revancha.

“Todavía quiero hacer mucha más historia en este deporte, solo quiero pelear con los mejores. No me importa si está en 160 o 154”, cerró.

Podés valorar nuestro trabajo con la invitación de un cafecito.

Invitame un café en cafecito.app