Este sábado Linares buscará destronar al campeón de peso ligero del WBC, Devin Haney. “He tenido muchas experiencias y ahora siento que el maestro le va a enseñar al alumno”, aseguró el venezolano.

Este sábado por la noche en Las Vegas, Linares desafiará al campeón de peso ligero del WBC, Devin Haney, en uno de los combates más esperados de los últimos meses.

Haney, quien viene de una victoria por decisión sobre el cubano Yuriorkis Gamboa, busca agregar otro nombre notable a su récord.

Linares (47-5, 29 KOs) ha estado fuera del ring desde febrero del año pasado, cuando noqueó a Carlos Morales en cuatro asaltos. El múltiple campeón venezolano ha ganado dos peleas seguidas desde una sorpresiva derrota ante el mexicano Pablo César Cano.

El año pasado, Linares estaba programado para enfrentar al dominicano Javier Fortuna, pero la pelea se vino abajo cuando Jorge contrajo COVID-19.

“Estuve infectado con el coronavirus, pero ahora ya estoy 100% recuperado. Seguí en el gimnasio. Nunca he parado, siempre he estado ocupado. Es impresionante la cantidad de sesiones de sparring que ya he hecho sin poder pelear. Pero yo no llamaría a este tiempo fuera del ring inactividad “, dijo Linares en entrevista con el periodista Jorge Ebro.

“He tenido muchas experiencias y ahora siento que el maestro le va a enseñar al alumno. Esta es una gran pelea y me siento muy positivo acerca de esta tremenda oportunidad. No será un rival fácil, porque nadie lo es”

“El estilo de Haney es limpio, bonito. No sé si va a ser un guerrero conmigo, pero espero que tengamos una pelea muy buena, obviamente solo habrá un ganador y seré yo”.

WBC